Glioblastoma cerebral: factores de riesgo, clasificación, síntomas

Glioblastoma - uno de los tumores malignos cerebrales más frecuentes y muy agresivos. Representa más del 50% de los tumores primarios diagnosticados y alrededor del 20% de los tumores intracraneales. Muy a menudo se localiza en los lóbulos frontal y temporal, y en raras ocasiones, en el tallo cerebral, el cerebelo y la médula espinal.

El glioblastoma se desarrolla como resultado de una división anormal de las células gliales de los astrocitos. Caracterizado por una disposición caótica de células patológicas con núcleos polimórficos, que se alternan con focos de lesiones necróticas y áreas de proliferación vascular en combinación con edema perifocal extenso.

Este tipo de tumor es un peligroso crecimiento infiltrativo rápido, la germinación en el tejido cerebral y la ausencia de límites claros entre el área afectada y los tejidos sanos. El glioblastoma no produce metástasis, pero es el líder entre los tumores más agresivos, a pesar del tratamiento, el pronóstico es desfavorable.

Hasta la fecha, no se han establecido causas confiables de glioblastoma. La suposición del efecto dañino del campo electromagnético debido a la operación de teléfonos móviles no ha recibido confirmación científica.

Factores de riesgo para el glioblastoma cerebral



  • Sexo. Los hombres son más propensos a enfermarse que las mujeres;

  • Edad de. Según las estadísticas, 40-60 años;

  • Presencia de astrocito, en el 10% de los casos, astrocitomas fibrilares y de pilocidad malignos (I y II grados) degeneraron en glioblastoma;

  • Neurofibromatosis - la enfermedad causa trastornos genéticos que aumentan el riesgo de desarrollar glioblastoma;

  • Efectos nocivos del medio ambiente, las células gliales del cerebro se ven afectadas negativamente por la radiación ionizante y electromagnética, sustancias químicas;

  • Algunas infecciones virales son ;

  • Predisposición hereditaria ;

  • Transferencia al cerebro de anticuerpos infectados con flujo sanguíneo natural.


  • Clasificación del glioblastoma del cerebro



    El glioblastoma del cerebro se clasifica como una enfermedad del cuarto grado de malignidad.

    Basado en el examen histológico, este tipo de tumor se divide en subespecies:

  • Glioblastoma gigantocelular, que se caracteriza por el predominio de células multinucleadas anormalmente grandes.

  • Glioblastoma multiforme, que se caracteriza por una disposición caótica de diferentes formas de células malignas, la presencia de proliferación vascular y focos de necrosis. Esta subespecie es la más maligna.

  • El gliosarcoma, que se caracteriza por una mezcla de células glial y mesenquimal (células del tejido conjuntivo), tiene un componente sarcomatoso.


  • Síntomas del glioblastoma del cerebro



    El conjunto específico de síntomas del glioblastoma depende de la localización del tumor maligno. La manifestación más frecuente de esto es dolores de cabeza permanentes, que se debe a un aumento de la presión intracraneal. La enfermedad puede manifestarse por mareos, vómitos después del despertar matutino, sustitución de olores (alucinación del olfato), somnolencia, entumecimiento de las extremidades, deterioro de la memoria y la visión, ataques epilépticos. A menudo, una neoplasia puede alcanzar un gran tamaño antes de que se manifiesten los síntomas.

    Si el tumor se localiza cerca de los centros cerebrales responsables del movimiento y el habla, incluso en la etapa más temprana hay desmayos, interrupciones incontrolables en la coordinación de los movimientos, trastornos del habla repentinos. Es posible cambiar la naturaleza y el comportamiento. Tales tumores se diagnostican en etapas tempranas.

    En ocasiones, la localización de tumores pequeños es tal que no ejercen presión sobre los centros activos del cerebro y, por lo tanto, no aparecen. Puede detectarlos por accidente durante una encuesta.