Distonía vegetovascular: síntomas de

La distonía vasto-vascular (VSD), estrictamente hablando, no se puede llamar una enfermedad. Este es un síndrome que puede afectar a todos los órganos y sistemas del cuerpo humano. El sistema cardiovascular es el que más sufre. El efecto principal está en los nervios periféricos. La manifestación más típica de la distonía vegetativa-vascular es la distonía de los vasos cerebrales.

La distonía vegetovascular se divide en los siguientes síndromes



1. Cardiológico. Con este síndrome, la distonía se manifiesta en forma de dolores punzantes del corazón, y tales dolores surgen tanto en reposo como durante el movimiento u otro esfuerzo físico.

2. Síndrome taquicárdico Se observa con mayor frecuencia en los ancianos. Esto aumenta gradualmente el número de contracciones del músculo cardíaco, de 90 latidos por minuto a 160. Las manifestaciones individuales de este síndrome son en forma de distonía neurocirculatoria según el tipo hipertónico.

3. Síndrome bradicardico. En este síndrome, que ocurre con mucha menos frecuencia, hay una disminución en la frecuencia cardíaca, hasta 40 latidos por minuto o menos. En este sentido, los pacientes desarrollan síncope, mareos. Una consecuencia directa del síndrome bradicárdico son las extremidades frías. El indicador principal es un estado emocional y psicológico inestable, irritabilidad aumentada, nerviosismo.

4. Síndrome arrítmico. El más difícil en la definición, porque es similar en sintomatología con arritmia cardíaca y miocarditis leve. Tal sintomatología puede ser causada por diversas patologías: la vesícula biliar, la osteocondrosis, un aumento de la función de la glándula tiroides.

Síntomas de la distonía vegetativa-vascular



Como ya se mencionó anteriormente, la distonía vegetativo-vascular es un complejo de síndromes caracterizados por trastornos y lesiones del sistema nervioso autónomo. Y para aislar cualquier síntoma específico y claramente distinguible del VSD es extremadamente difícil. Muchos de ellos son signos de la aparición de otras enfermedades que no están directamente relacionadas con las actividades del cerebro y el sistema nervioso autónomo. Pero la combinación de síntomas en el contexto de las manifestaciones cardiovasculares a menudo da motivos para creer que esta es la manifestación de la distonía vegetativa-vascular.

Los más característicos de ellos son los siguientes:

  • dolores de cabeza,

  • aumento de la sudoración,

  • debilidad,

  • síncope, síncope,

  • somnolencia,

  • ruido en los oídos,

  • ataques de pánico,

  • inestabilidad emocional y psicológica, cambios agudos en el estado de ánimo,

  • ansiedad, obsesiones, aumento de la desconfianza,

  • un ritmo cardíaco especial,

  • temperatura corporal inestable,

  • dolor severo en la región del corazón,

  • el cambio en la frecuencia cardíaca y su carácter - hasta el bloqueo.


  • Las principales causas de la distonía vegetativa-vascular



    1. predisposición hereditaria,

    2. cambios hormonales,

    3. aumento en el peso corporal y así sucesivamente.