Hipertensión intracraneal en niños: causas, síntomas, tratamiento

El estado normal del bebé es el funcionamiento de la regulación de la circulación cerebral y la independencia de sus parámetros de las fluctuaciones de la presión arterial.

El crecimiento de la presión intracraneal en los niños se observa a menudo con la prematuridad o fenómenos patológicos durante el embarazo o el parto.

Causas de la hipertensión intracraneal en niños



Aquí, la intensidad de la circulación cerebral es completamente dependiente de la presión arterial, lo que conduce a un aumento gradual en el volumen de líquido cefalorraquídeo en las cavidades del cerebro. El exceso de volumen de líquido cefalorraquídeo aumenta su presión sobre el tejido cerebral.

También hay una enfermedad específica, en la cual el crecimiento de la presión intracraneal es bastante palpable, es hidrocefalia, es una consecuencia de anomalías cerebrales congénitas, en las que la producción de líquido cefalorraquídeo es muy activa. Las posibles causas pueden ser la absorción inversa incorrecta del LCR, o algunos defectos anatómicos que causan distorsión en el curso de su circulación; naturalmente, también puede ocurrir una combinación de estos factores. Tampoco hay hidrocefalia congénita, que es una complicación después de algunas enfermedades graves (meningoencefalitis) o intervenciones neuroquirúrgicas.

La hidrocefalia no ocurre repentinamente, esta enfermedad es congénita y sus signos ya pueden observarse en el período inicial de la vida.

Síntomas del crecimiento de ICP



Los signos de esta enfermedad incluyen náuseas y vómitos, dolores de cabeza, convulsiones, discapacidad visual temporal, fontanela abultada, aumento del tamaño de la cabeza. Los niños con esta patología son muy sensibles a las tormentas magnéticas, las caídas de presión atmosférica y, a menudo, llorando sin razón aparente.

La medicina moderna considera el aumento de la presión intracraneal, como una de las manifestaciones de una serie de enfermedades raras y graves. Es decir, el aumento de la presión intracraneal aumentó notablemente, se necesitan una serie de condiciones previas. Por ejemplo, la producción de líquido cefalorraquídeo puede aumentar, y esto ocurre con la meningitis y la encefalitis. Este es un síntoma. Y en sí mismo el aumento que ocurre en la presión intracraneal. esto ya es un síntoma peligroso y raro de enfermedades muy graves. Para aumentar la presión intracraneal, se necesitan varias condiciones preliminares. Por ejemplo, la producción de líquido cefalorraquídeo puede aumentar, y esto ocurre con la meningitis y la encefalitis. Además, los traumas, los tumores, los derrames cerebrales y los abscesos influyen de manera única en los tres factores que determinan el nivel de PIC. Esta es la producción de licor, su absorción y su circulación. La producción excesiva de líquido cefalorraquídeo también se produce con trastornos metabólicos graves, que ocurre en casos graves de diabetes mellitus.

El tratamiento de la hipertensión intracraneal en niños



El tratamiento de la hipertensión intracraneal en niños por médicos-neurólogos. Antes de la cita de un médico, el médico aclara el diagnóstico mediante ultrasonido a través de la fontanela, el encefalograma, la computadora o la resonancia magnética.

Trate la hipertensión intracraneal con diuréticos, en particular, diacarb, que favorecen la salida de líquido del cerebro. Además, se usan medicamentos que mejoran la circulación sanguínea del cerebro, preparaciones fito-calmantes prescritas, vitaminas, masajes generales y fisioterapia. Las capacidades regenerativas del cerebro de los niños son bastante grandes, lo que les permite superar la enfermedad para más niños en los primeros seis meses de vida.

Sucede que un aumento prolongado de la presión intracraneal en los niños conduce a un retraso en el desarrollo mental, la hidrocefalia o la epilepsia. Estos niños necesitan especialmente un entorno tranquilo y cuidados afectuosos, estos factores son muy importantes para la maduración temprana del sistema nervioso y su normalización.

El ICP elevado no se puede tratar de forma ambulatoria, siempre requiere hospitalización y atención de emergencia.