ACV cerebral isquémico: síntomas y tratamiento

Accidente cerebrovascular isquémico es un daño al tejido cerebral causado por una alteración aguda de la circulación cerebral. En este caso, hay una violación del cerebro, porque el flujo de sangre a ciertos departamentos es difícil o imposible. Al mismo tiempo, hay un infarto cerebral: ablandamiento de un fragmento del tejido cerebral.

Causas del accidente cerebrovascular



El accidente cerebrovascular isquémico puede ser causado por una deficiencia en el suministro de sangre de cualquier parte del cerebro debido a una disminución del flujo sanguíneo cerebral, la embolia o la trombosis, que son causadas por enfermedades de los vasos sanguíneos, la sangre o el corazón.

En la mayoría de los casos accidente cerebral isquémico es una consecuencia de:

  • hipertensión,

  • insuficiencia cardíaca,

  • enfermedad cardíaca,

  • fibrilación auricular,

  • taquicardia paroxística,

  • arteriosclerosis cerebral.


  • Síntomas del accidente cerebrovascular isquémico



    La causa del bloqueo en el accidente cerebrovascular isquémico es principalmente fragmentos que salen de las placas en los grandes vasos del cuello, formados debido a la aterosclerosis, o de depósitos trombóticos en las válvulas del corazón. Los coágulos de vasos sanguíneos forman coágulos, en placas grandes, que se promueven por vasoespasmo prolongado.

    Síntomas del accidente cerebrovascular cerebral isquémico caracterizado por su brusquedad y rápido desarrollo. El daño al cerebro en el caso de una apoplejía completa ocurre en unos minutos. Más raramente, con el accidente cerebrovascular en desarrollo, la condición del paciente empeora durante varias horas o incluso días, a medida que aumenta la cantidad de necrosis del tejido cerebral. Por lo general, el desarrollo de la enfermedad se suspende durante un período, mientras que el área afectada deja de expandirse temporalmente y es posible que se produzca alguna mejoría.

    Manifestación de síntomas de accidente cerebrovascular isquémico depende de la ubicación del área afectada. Estos síntomas son similares a aquellos con ataques isquémicos transitorios, pero la distorsión de la función cerebral es más severa. Estos trastornos se manifiestan en más funciones, para la mayor parte del cuerpo y su resistencia es mayor. El ataque va acompañado de un coma o un eclipse de conciencia más fácil.

    Por lo general, los pacientes con accidente cerebrovascular están deprimidos y manejan sus emociones mal.

    Como se sabe, el cerebro controla varios órganos del cuerpo y si la sangre no llega a las áreas del cerebro que son responsables de la actividad de ciertas partes del cuerpo, estas partes del cuerpo no podrán funcionar como sea necesario.

    Las consecuencias del accidente cerebrovascular



    Después de un accidente cerebrovascular isquémico es bastante posible:

  • parálisis,

  • trastornos motores,

  • debilidad, que se manifiesta en dificultades para caminar, moverse y coordinarse.


  • Si hay una violación de la deglución, puede conducir a la ingestión de alimentos y líquidos por la garganta y los pulmones respiratorios, lo que lleva a una neumonía grave. Además, una violación de la deglución causa estreñimiento y deshidratación del cuerpo.

    Si el hemisferio izquierdo está dañado, puede haber una violación de la comprensión y la reproducción del habla. Al mismo tiempo, se experimentan dificultades para leer, escribir y contar.

    También hay problemas de percepción cuando, bajo una visión normal, el paciente no puede darse cuenta de lo que ve. Esto lleva a dificultades en el uso de objetos ordinarios por parte del hombre. Llenar el vaso con agua y luego beberlo se convierte en una tarea imposible.

    La percepción mental y el procesamiento de la información entrante es extremadamente difícil. Se violan la claridad y la lógica del pensamiento, la memoria y la capacidad de aprendizaje se deterioran.

    Además, hay violaciones en el comportamiento, en la psicología, la micción, dfektsii, hay dolores punzantes que no son eliminados por los anestésicos.

    Tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico



    En el accidente cerebrovascular isquémico, una persona puede guardar solo atención médica inmediata. Con una acción oportuna, los médicos pueden reducir el daño o incluso prevenir un mayor desarrollo de la enfermedad. Los médicos primero establecieron sistemas para la administración intravenosa de drogas, a veces usando una máscara de oxígeno. Cuando los derrames cerebrales a veces son ayudados por los anticoagulantes para reducir la coagulación de la sangre (heparina), pero después de que se completa la apoplejía, estos remedios son inútiles.