Hipertrofia del ventrículo izquierdo del corazón: causas. Cómo tratar

Miocardiopatía o hipertrofia ventricular izquierda, esta es una condición patológica típica en la enfermedad hipertensiva. Hipertrofia del ventrículo izquierdo es un proceso muy peligroso, en el futuro lleno de un desenlace fatal. En particular, la mortalidad en esta patología alcanza el 4%.

Con la hipertrofia, hay un notable engrosamiento de la pared del ventrículo izquierdo, una modificación del tabique que separa los ventrículos izquierdo y derecho, la elasticidad de la pared se pierde.

Su espesamiento puede ser tan uniforme para cubrir ciertas zonas.

Además de la hipertensión, los factores que favorecen el desarrollo de la enfermedad son variantes de defectos cardíacos, esfuerzos físicos significativos y frecuentes, que a menudo se exponen al cuerpo, por ejemplo, cargadores o atletas que descargan mal. Esta enfermedad bien puede desarrollarse y con una presión sanguínea constantemente elevada.

El más peligroso es el estrés intenso y severo, especialmente para las personas que son sedentarias, y todos los días consumen alcohol con un cigarrillo indispensable en la boca. Incluso si la hipertrofia ventricular izquierda no es mortal para un paciente en particular, puede contribuir a un accidente cerebrovascular o infarto de miocardio, y esto está plagado de consecuencias peligrosas para el cuerpo.

La enfermedad puede ser de naturaleza innata o adquirida. La hipertrofia del ventrículo izquierdo es también un síntoma de empeoramiento de las condiciones del funcionamiento del corazón. Habiendo recibido esta señal, se deben hacer esfuerzos para estabilizar la presión sanguínea, una distribución más adecuada de la carga.

Síntomas de



El síntoma más frecuente de hipertrofia del ventrículo izquierdo es el estado de la angina de pecho, que se desarrolla como resultado de la compresión de los vasos que alimentan el músculo cardíaco. Hay fibrilación auricular, inanición del miocardio y fibrilación auricular. Aparece dificultad para respirar. Posibles estados de desvanecimiento cardíaco durante unos segundos, lo que lleva a una pérdida de la conciencia. Hay un aumento de la presión sanguínea y su inestabilidad, arritmia, dolores de cabeza, debilidad general, mala salud, alteraciones del sueño, dolor en el corazón y el área del pecho. La hipertrofia y en sí misma puede ser un síntoma de cardiopatía congénita, aterosclerosis, edema pulmonar, infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca y glomerulonefritis aguda.

Tratamiento



En el tratamiento de la hipertrofia, se usa un complejo de verapamilo con betabloqueantes, que reduce los síntomas. Tomar medicamentos, para regular la actividad cardíaca tendrá a lo largo de la vida. Antiepilépticos recomendados y sustancias que destruyen las enzimas de la angiotensina - inhibidores de la angiotensina. Esto es ramipril, enalapril y drogas de este grupo. Además, los médicos insisten en la adhesión a la dieta prescrita, el rechazo de los malos hábitos, es decir, fumar, beber bebidas alcohólicas tendrá que dejarse de lado, el consumo de sal se reducirá y el peso corporal tendrá que normalizarse. En la dieta, se debe dar preferencia a productos del mar, productos lácteos y de leche agria, frutas y verduras frescas.

Harina, grasas animales y dulces también deben ser limitados. El estrés físico tendrá que atenuarse y, cuando se realicen, escuchar el cuerpo.

Cuando la hipertrofia en la dieta debe ser alimentos ricos en vitaminas, omega, calcio, coenzima Q-10 magnesio, potasio, fortalecer la pared del miocardio y afectar positivamente los procesos del metabolismo tisular. Visitas a pie muy útiles: cinco o más millas por día.

Un método radical de tratamiento es una operación quirúrgica, cuyo propósito es eliminar la zona hipertrófica del músculo cardíaco.

La hipertrofia del ventrículo izquierdo puede desarrollarse durante muchos años. La aparición de síntomas, la hipertrofia del ventrículo izquierdo debe ser una razón convincente para contactar a un cardiólogo.

La ampliación de las paredes del ventrículo izquierdo generalmente no es simétrica, tiene una disposición caótica.

Es el curso asintomático de la enfermedad que se considera el más peligroso, ya que puede dar lugar a un paro cardíaco repentino. La hipertrofia leve del ventrículo izquierdo a menudo se detecta por accidente y analiza los resultados del ECG. Para tratar la hipertrofia del ventrículo izquierdo es necesario, y en un hospital y bajo la supervisión de un cardiólogo. No debe olvidarse que la mortalidad por esta enfermedad es más alta que todas las muertes por enfermedades cardiovasculares.

Si la hipertrofia ventricular izquierda, como ocurre en la mayoría de los casos, no es una enfermedad independiente, sino un signo de otra enfermedad, es necesario diagnosticar con precisión la causa de esta afección y tratar urgentemente la enfermedad subyacente.