Cardiopatía isquémica y síntomas de la enfermedad

Los primeros síntomas de la enfermedad cardíaca isquémica son Por lo general, las sensaciones dolorosas puramente subjetivas se vuelven, sin embargo, es mejor enfocarse inmediatamente en ellas. Cualquier sensación desagradable y desconocida en el área del corazón es una señal para una campaña dirigida al cardiólogo. Estas, por cierto, pueden ser sensaciones "familiares" que han cambiado su carácter o modo de ocurrencia. Cuando los dolores en el área del pecho que tienen el carácter de un ataque aparecen bajo estrés emocional o físico y desaparecen en reposo, uno ya debería sospechar una enfermedad cardíaca isquémica. En general, cualquier dolor monótono retroesternal requiere exámenes cardiacos inmediatos, independientemente de la intensidad del dolor y la corta edad del paciente. No te calmes y te sientas bien el resto del tiempo.

Cardiopatía isquémica tiene un carácter ondulado, en el cual el tiempo de tranquilidad y bienestar, cuando los signos expresados ​​de la enfermedad no se manifiestan, se reemplaza por períodos de exacerbación de la enfermedad. El DHI puede desarrollarse dura por décadas, durante este período de progreso la enfermedad de su forma puede cambiar, lo que, naturalmente, afecta la manifestación de los síntomas. Por lo tanto, síntomas de la enfermedad cardíaca isquémica son signos de una de sus formas, y cada forma tiene sus propias características y forma de flujo.

Signos de enfermedad coronaria



Por lo tanto, se deben considerar los signos más comunes de enfermedad cardíaca isquémica. Debe tenerse en cuenta que aproximadamente un tercio de los pacientes con IHD no sienten ningún en absoluto. síntomas de la enfermedad cardíaca isquémica, y por lo tanto, no sospeche sobre su existencia. Con mayor frecuencia, esto se observa con isquemia miocárdica indolora. El resto suele estar alterado:

  • dolor en el pecho, en la mano, en la mandíbula inferior, en la parte posterior,

  • y además puede haber dificultad para respirar,

  • aumento de la sudoración,

  • náusea,

  • disturbios de un ritmo cálido.


  • Antes de una muerte cardíaca repentina en forma de síntomas de IHD, unos días antes del ataque, el paciente siente convulsiones desagradables en el área del tórax, aparecen trastornos psicoemocionales y aparece el temor a una muerte cercana. Los síntomas de muerte cardíaca súbita son paro respiratorio, pérdida de conciencia, falta de pulso en las arterias femoral y carótida, ausencia de tonos cardíacos, pupilas dilatadas y tono de piel gris pálido. El ataque a menudo ocurre por la noche en un sueño, y dos minutos después de su inicio, la muerte de las células cerebrales comienza, seis minutos son suficientes para causar cambios irreversibles en el sistema nervioso central. Y después de otros ocho o veinte minutos, el corazón se detiene y llega la muerte.

    Manifestaciones de la cardiopatía isquémica



    En la mayoría de los casos, una manifestación típica de la enfermedad coronaria es la angina de pecho, que es un compañero muy común de esta enfermedad. Ella tiene otro nombre: angina de pecho. El signo más frecuente de esta forma de IHD es el dolor, que durante un ataque se localiza en el lado izquierdo del área del tórax, en la zona del corazón. El dolor puede ceder en el brazo, hombro, cuello, en algunos casos en la espalda. Con un ataque de angina, no solo es posible el dolor, sino también la sensación de apretar, la gravedad y la quema detrás del esternón. La intensidad del dolor es de leve a muy palpable. El dolor a menudo va acompañado de miedo a la muerte, debilidad general, ansiedad, sudoración excesiva y náuseas. El paciente palidece, su temperatura baja, la piel se humedece, la respiración se vuelve frecuente y superficial, el latido del corazón es frecuente.