Flebitis: causas, síntomas y tratamiento de la flebitis. Remedios populares y recetas para el tratamiento. FOTO y VIDEO

La flebitis es una enfermedad bastante común que ocurre en representantes de hombres y mujeres. La flebitis es un proceso inflamatorio de las paredes de los vasos sanguíneos. El rechazo del tratamiento puede provocar una mayor agravación, provocando el desarrollo de tromboflebitis, que a su vez amenaza con el bloqueo de los vasos, el desarrollo de abscesos purulentos en los tejidos y los cambios escleróticos en las paredes vasculares. Estos cambios representan un gran peligro para la vida humana, y solo el tratamiento correcto y oportuno prescrito por un especialista experimentado puede prevenirlos.



El tratamiento de la flebitis con remedios caseros



El hecho de que el tratamiento de flebitis debe iniciarse solo después de consultar a un especialista también está relacionado con los métodos populares de tratamiento.

Por ejemplo, la flebitis crónica superficial, que no presenta complicaciones, es tratable solo con remedios caseros. En otros casos, la medicina tradicional puede usarse solo como una terapia adicional, llevada a cabo en el contexto de tomar medicamentos.

Por separado, vale la pena señalar que en el caso de que este o aquel remedio no tenga el efecto apropiado en dos semanas, debe dejar de usarlo y buscar el consejo de un flebólogo que realizará el diagnóstico y determinará la conveniencia de su uso.

Tratamiento de la flebitis con castaño de indias



En medicina popular, una castaña es ampliamente utilizada para tratar esta enfermedad. Y puede ser no solo frutas, sino también corteza, e incluso flores.

Para empezar, considere la receta de una compresa curativa. Para hacer una mezcla, necesitas 1 cda. polvo hecho de frutos de castaño, 1 cda. corteza triturada de un árbol joven y 200 g de vino tinto seco. Los ingredientes preparados se deben mezclar bien y dejar en infusión durante tres días. Después de eso, agregue 05 litros de aceite de oliva a la infusión y cocine a fuego lento. Vaporiza el vino De la mezcla resultante, es necesario hacer compresas en áreas problemáticas del cuerpo.

Otro remedio popular usado para tratar la flebitis es la tintura. Para su preparación, es necesario triturar frutas y flores de castaño de indias, después de lo cual 50 g de esta mezcla se deben verter con 05 litros de vodka. El producto debe aplicarse en un recipiente de vidrio durante 10 días. No olvide mezclar la tintura periódicamente sin abrir el tarro. Tome tintura debe ser por un mes 4 veces al día. La cantidad de tintura para una toma es de 30 gotas.

Además, con la flebitis, ayuda el jugo recién exprimido de las flores de castaño. La duración de la admisión es de un mes. Durante este tiempo para beber jugo debe ser 4 veces al día durante 20 gotas, primero diluyéndolos en 1 cucharada. agua

El tratamiento de la flebitis con avellana y madre y madrastra deja



Para preparar una mezcla para la compresa para el tratamiento de la flebitis, necesitará 1 cucharada. hojas de madre y madrastra. Para hacer esto, mezcla las hojas secas y frescas y tritúralas bien. Las hojas trituradas vierten dos tazas de agua hirviendo y se dejan infundir durante una hora y media. Después de esto, es necesario colar la infusión y aplicarla de acuerdo con las instrucciones. Puede usar tanto la infusión misma, prehumedecida con un trozo de tela, como una mezcla caliente. En ambos casos, es necesario hacer compresas.

También como medicina, se usa avellano, más precisamente sus hojas. Al mismo tiempo, deben recolectarse solo en los primeros días de junio. Después de la recolección, las hojas deben secarse y ponerse a la sombra de los árboles. Luego, desde la planta seca, haga una decocción a razón de 0.5 litros de agua por 1 cda. hojas. El caldo se deja hervir durante unos cinco minutos, después de lo cual se retira del fuego y se deja reposar durante otros cinco minutos. Tome este medicamento cuatro veces al día durante medio vaso.

Tratamiento de la flebitis con remolacha, helecho y ajenjo



La infusión de remolacha se prepara directamente a partir de las hojas. En este caso, debe tomarlo cada vez después de comer, de lo contrario no se realizará el efecto requerido. Si el caldo de remolacha se toma con regularidad, no solo ayudará a fortalecer las paredes vasculares, sino que también servirá como un excelente agente preventivo.

Para preparar el caldo de remolacha, deben verterse 50 g de hojas secas o 100 g de hojas frescas en 1 litro de agua hirviendo. Después de que se haya consumido el caldo, tómelo cada vez después de comer 150 ml cada uno.

Las hojas secas de helecho, mezcladas con kefir, se usan para compresas. Dichas compresas deben hacerse durante la noche durante tres días. A continuación, se requiere una interrupción de una semana, luego de lo cual será necesario repetir el curso del tratamiento.

De la misma manera, el ajenjo es tratado. Para la preparación de compresas, puede tomar flores y hojas.