Esclerosis vascular: síntomas, causas, tratamiento

Definición de aterosclerosis

La aterosclerosis, que es una de las cuatro enfermedades y causas de muerte más frecuentes, a menudo es el resultado de una nutrición ineficaz, poca movilidad y situaciones estresantes, estados de signos de la vida moderna. En esta enfermedad, que se ve afectada por grandes vasos principales. La deposición de colesterol en la pared del vaso, dando como resultado una placa aterosclerótica, que estrecha significativamente el paso del vaso. En consecuencia, hay una marcada disminución en el flujo sanguíneo, proporcional al grado de estrechamiento del vaso.

La aterosclerosis es la causa más frecuente de discapacidad y muerte prematura. La enfermedad en su mayor parte afecta a las personas en cuarenta y cuarenta y cinco años y los hombres la padecen cuatro veces más que las mujeres.

Causas de la esclerosis vascular



Sin lugar a dudas, en el estudio de esta enfermedad debemos centrarnos en los factores que contribuyen al desarrollo de la aterosclerosis. Algunos de los factores se pueden considerar inevitables, estos son:

  • edad,

  • piso (masculino),

  • herencia familiar.


  • Hay varios otros factores que, sin embargo, pueden eliminarse. Estos incluyen:

  • obesidad alimentaria,

  • hipertensión arterial,

  • fumar.


  • Existen factores adicionales, pero son potencialmente, por ejemplo, diabetes mellitus y diversos tipos de trastornos metabólicos.

    Los factores de riesgo también son la actividad física débil, la sobrecarga emocional excesiva, que depende de las características individuales de la persona y la dieta inadecuada, en la que las grasas animales predominan contra comer en exceso.

    En el curso del curso de la enfermedad, la necrosis puede comenzar en el espesor de las placas. El desarrollo de este proceso destruye la placa, con hemorragias en su espesor y formación de trombos en las zonas de ulceración. La ulceración es peligrosa debido a su capacidad para reducir la fuerza de las paredes vasculares, lo que conduce a la aparición de un aneurisma, que es la protrusión de la pared de la arteria, especialmente en la aorta. Además, la zona de ulceración se caracteriza por la formación de cicatrices, pérdida de elasticidad por las paredes, después de lo cual es gradualmente imposible mantener una PA normal.

    Además, un pequeño fragmento puede separarse del coágulo de sangre, arrastrado por el flujo de sangre a lo largo del vaso. Cuando el diámetro del recipiente es menor que el diámetro del trombo, este último se atascará en él. La circulación en este sitio se detendrá y el órgano, que hasta entonces recibió sangre, comienza a morir, que está plagado de muchos problemas, hasta un desenlace letal.

    Síntomas de la aterosclerosis



    Todo depende del sitio de la enfermedad. Por ejemplo, la aterosclerosis de la arteria coronaria a menudo da siembra en forma de angina o ataque al corazón. La base de tal patología es una violación del equilibrio entre la necesidad del corazón en el suministro de sangre y la realización real de esta necesidad.

    Sin embargo, ha habido muchos casos de la aparición de aterosclerosis severa de la aorta casi asintomática. En este caso, el paciente generalmente siente ardor o dolores de presión detrás del esternón, que se administran en ambas manos, espalda, cuello y parte superior del abdomen. Sin embargo, de la angina de pecho estos dolores se distinguen por su duración, con cierto fortalecimiento y debilitamiento gradual.

    Cuando las lesiones de los vasos renales son hipertensión arterial severa, y con aterosclerosis de las arterias cerebrales, un signo es una disminución en la capacidad de trabajo, memoria, cuidado, fatiga excesiva. Con la aterosclerosis de las extremidades inferiores, las señales de la enfermedad se sienten en los músculos de la pantorrilla. Hay frialdad y frialdad en las extremidades.

    El tratamiento de la esclerosis vascular



    La dirección principal del tratamiento es la eliminación de cargas neuropsíquicas y la normalización de los procesos metabólicos.

    Muy a menudo, los medicamentos se usan para reducir el nivel de lípidos en la sangre, mejorar la oxigenación y el tejido trófico, lo que contribuye a la normalización de la reología sanguínea y la elasticidad de la pared vascular. Naturalmente, se selecciona la dieta correcta, se ajusta el modo de trabajo y el descanso, se hacen necesarios ejercicios regulares de fisioterapia.

    Sin embargo, cuando el estado de las placas ateroscleróticas que amenaza el suministro de sangre normal se recurre a la intervención quirúrgica para la reconstrucción del sistema vascular.