Sangre en la orina y el semen: causa

Hemospermia, o la sangre en el semen es un signo patológico muy perturbador, y en cualquier caso, se le debe prestar mayor atención. Si se encuentra sangre en la orina y el semen, debe contactar inmediatamente a un urólogo. Mientras más temprano se identifique la causa de esta patología, que puede amenazar tanto la vida sexual como la función reproductiva, más exitoso será el tratamiento.

Causas de la hemospermia



A menudo, estas manifestaciones se asocian con enfermedades de la próstata y vesículas seminales directamente involucradas en la formación del líquido seminal. La sangre en el semen no es fácil de detectar si no se usan condones.

La sangre en la orina y en los espermatozoides se puede detectar en presencia de prostatitis, epididimitis y uretritis. Además, también se manifiestan dolor en la ingle, la parte inferior de la espalda, en los testículos durante la micción y la eyaculación, aumento de la temperatura, sensación de debilitamiento durante las relaciones sexuales, orinar en privado, impotencia (disfunción eréctil).

Si hay un signo como semen oscuro, también puedo mostrar fiebre y eyaculación precoz.

Si la cuestión está en el desarrollo de procesos inflamatorios en las vesículas seminales, entonces un hombre puede experimentar debilidad general y disminución de la eficiencia.

¿Cómo determinar las posibles enfermedades por el color de los espermatozoides?



El color del esperma puede señalar ciertos problemas de salud.

Si el blanco, el amarillo lechoso y el gris se consideran el color normal de los espermatozoides, el amarillo indica la presencia de orina en él. Aunque una característica similar también es característica para la administración de varios medicamentos. La esperma se pone amarilla con la edad. El color blanco está determinado por la presencia de esperma en el esperma. Si son pocos, los espermatozoides con eyaculación son transparentes.

Con la inflamación de la uretra o la próstata, los espermatozoides se vuelven rojos. Un tono amarillo o verdoso sucio de líquido seminal indica la presencia de infección en los órganos genitourinarios.

Con el desarrollo de procesos inflamatorios en las vesículas seminales y los extractos de semen, el semen se oscurece, y después de cincuenta años ya es un síntoma de una enfermedad oncológica.

Sin embargo, como muestra la práctica, se puede observar sangre en el semen y una abstinencia sexual prolongada, incluso si el hombre está perfectamente sano, pero en este caso no hay sangre en la orina. Sin embargo, muy a menudo esta característica es característica de las enfermedades del sistema genitourinario, mientras que los rastros de sangre son visibles en la orina. Por ejemplo, la sangre en el esperma y la orina se observa con vesículas: inflamación de las vesículas seminales y prostatitis crónica.

A menudo, la sangre es un síntoma de un tumor benigno o maligno de la próstata. En particular, en el semen se pueden observar coágulos de sangre en cáncer de próstata y testículo, y el porcentaje de tales diagnósticos no es tan pequeño: alrededor del 14%, generalmente en hombres que tienen cuarenta años. Aquí la hemospermia progresa con el desarrollo del tumor y en las primeras etapas este tipo de cáncer no es tan fácil de identificar.

Las intervenciones médicas, que pueden dañar la superficie interna del cuerpo pueden causar sangre en la orina y el semen. Esto puede suceder, por ejemplo, durante una biopsia, después de lo cual una mezcla sangrienta a la eyaculación será visible durante una semana. Sin embargo, el trauma que se puede obtener en esta área también puede provocar hemorragia. Por ejemplo, se pueden obtener microlesiones de la uretra como resultado de experimentos con relaciones sexuales, en este caso también se pueden observar inclusiones sanguinolentas en el esperma, pero en este caso la patología no dura mucho, no más de dos días.

El color de la esperma y la orina puede cambiar debido al uso de ciertos platos, en particular las remolachas.

Distinguir entre la hemospermia falsa, cuando se encuentra sangre en el esperma, la sangre proviene de la uretra (la uretra) y no tiene tiempo para mezclarse con el semen. Sin embargo, también se encuentran espermatozoides pardos, y en este caso hablan de verdadera hemospermia, cuando la sangre se mezcla con espermatozoides en los testículos, la próstata y los conductos seminales.

Prevención de la hemospermia



Dado que las patologías graves deben ser reconocidas lo antes posible, la principal regla preventiva aquí son las visitas regulares al gabinete urológico, al menos una vez al año. Vida sexual muy importante y regular, es mejor con una pareja regular. Si esto no sucede, no se olvide de las medidas para proteger contra la infección con enfermedades venéreas.

Debe comer bien y tratar de no llevar un estilo de vida sedentario, haga ejercicio regularmente.