Atrofia de la mucosa nasal

La atrofia de la mucosa de la cavidad nasal u ozona, una enfermedad en la cual la membrana mucosa de la nariz no cumple con sus funciones, está atrofiada.

Las funciones de nuestra nariz son - no solo para inhalar diferentes sabores, sino también para separar el moco acumulado. Además, la nariz limpia el aire inhalado, lo calienta. Con la atrofia de la mucosa, todas estas funciones se desactivan y se forman costras secas de moco y pus en la nariz. De hecho, el lago es la última etapa de la rinitis atrófica.

Síntomas de la atrofia



  • formación de costras mucosas-purulentas

  • olor fétido de los conductos nasales

  • reducción de los huesos de la nariz debido a la descomposición de los huesos y el cartílago de la nariz

  • ausencia de conchas nasales


  • La atrofia de la mucosa nasal comienza con una sensación de sequedad en la nariz y una respiración demasiado libre. Al mismo tiempo, el aire que pasa por la nariz prácticamente no se limpia y pasa libremente al sistema respiratorio, lo que hace que esas personas sean más frecuentes que otras.

    Causas de la enfermedad



    Bajo las costras congeladas, los microbios que producen un fuerte olor desagradable se multiplican constantemente. Destruyen los huesos y el cartílago, así como el tejido nervioso. Nadie sabe realmente el motivo de este fenómeno. Hay una suposición de que la rinitis no tratada produce tal complicación, en la que los microbios "comen" la nariz desde el interior, la membrana mucosa se vuelve más delgada, como resultado de lo cual la rinitis normal se convierte en una atrófica.

    Según otra teoría, durante la adolescencia, el sistema endocrino se ve afectado.

    Tratamiento de la atrofia de la mucosa nasal



    Para deshacerse del proceso inflamatorio, que pasa por debajo de las cortezas, los antibióticos generalmente se usan en tratamientos complejos. Los antibióticos se prescriben según la sensibilidad individual de cada paciente, y se usan por vía intramuscular y tópica. Sin embargo, los antibióticos pueden usarse solo una vez al año, en casos extremos, dos veces. El tratamiento local - pomada de tetraciclina o eritromicina usada - se permite con mayor frecuencia.

    Asesoramiento sobre el tratamiento



    La atrofia de la mucosa nasal es una enfermedad que no está completamente curada. Pero el paciente, sin embargo, de alguna manera puede ser apoyado.

    El principio principal en el tratamiento es - higiene sistemática de la nariz. El paciente debe mejorar regularmente todos los días para lavarse la nariz y lubricarse con ungüentos curativos y suavizantes. Para el lavado de la nariz es adecuado soda y soluciones salinas, así como soluciones de permanganato de potasio, furacilina, preparaciones que contienen yodo sin alcohol. Se agregan una o dos gotas de jugo de aloe vera o celidonia a las soluciones.

    Para mitigar, el aceite de mentol, la expansión de los vasos, es muy adecuado. Con la expansión de los vasos sanguíneos, el flujo sanguíneo aumenta, lo que significa que la nutrición de la membrana mucosa mejora, como resultado de lo cual se engrosa. Si no hay mentol, puedes usar mantequilla.

    ¡Las gotas vasoconstrictoras usadas en el resfriado común están contraindicadas aquí!

    Y más: las estadísticas muestran que, aunque la atrofia de la mucosa nasal no se cura, desaparece durante el embarazo y el parto, pero con la condición de que la enfermedad esté en la etapa inicial.