Crecimiento en la pared de la garganta: causas, síntomas, tratamiento. Formación maligna

La adiposidad en la pared de la garganta puede tener un origen diferente, y algunos de ellos son de hecho formaciones bastante peligrosas. Entonces, que esta condición es una razón importante para visitar a un médico.

Por ejemplo, los carcinomas afectan, en general, la pared posterior de la faringe, las amígdalas, aunque pueden aparecer en el paladar blando. Los sarcomas peligrosos se encuentran en las paredes laterales de la faringe y las amígdalas, y los linfoepiteliomas cubren el anillo linfadenoide faríngeo.

Formación maligna en la orofaringe se observan, principalmente, en pacientes "a una edad", sin embargo, especialmente los sarcomas pueden afectar tanto a los niños pequeños como a los niños.

Síntomas de la acumulación



La aparición del crecimiento maligno del carcinoma nasofaríngeo generalmente no se acompaña de algunos signos especiales, y los síntomas iniciales pueden ser una sensación de incomodidad al tragar, plenitud y otras sensaciones desagradables derivadas de comer. En la segunda etapa, hay dolores espontáneos en la garganta, que producen en el oído y la mandíbula, hay un aumento en el dolor al tragar, cambiando el timbre de la voz. Además, el tumor continúa creciendo, y los dolores se vuelven más fuertes, la saliva y el esputo ya incluyen venas sanguíneas, se siente un olor pútrido de la boca. La gravedad de los síntomas depende de la ubicación del tumor. Las metástasis linfáticas cervicales aparecen en algunos pacientes.

De los sarcomas, la mayoría de las veces la garganta se ve afectada por el linfosarcoma, que se considera una enfermedad de los jóvenes. Muy a menudo, se observa linfosarcoma en el anillo linfadenoide faríngeo.

En este caso, la amígdala afectada se agranda ya en la etapa inicial, tiene una superficie con nudos y una consistencia muy suave. Es fácil de ver en un color brillante con un tono cianótico. Algunas variedades de linfosarcomas se ulceran muy temprano.

Los linfosarcomas conducen temprano a metástasis regionales. Algunas veces, el linfosarcoma afecta ambas amígdalas. En este caso, debe pensar en la leucemia o la linfosarcomatosis general.

Faringitis



Sin embargo, la causa de algunas formaciones en la garganta puede ser y la faringitis, una inflamación crónica o aguda de la faringe mucosa.

Es difícil hacer un diagnóstico de "faringitis" de forma independiente, aunque la enfermedad tiene algunas características. Por ejemplo, el dolor es característico al tragar, cuando la saliva se traga más dolorosamente que la comida. La temperatura con faringitis aumenta ligeramente. La voz se cansa rápidamente, los cambios en su timbre son notables. La faringitis suele ir acompañada de secreción nasal. Tal conjunto de características requiere un tratamiento obligatorio.

El médico ya puede notar una excrecencia en la pared de la garganta, estos son folículos individuales en forma de granos rojos, y toda la faringe está cubierta con un secreto purulento y mucoso. La faringitis hipertrófica crónica se caracteriza por grupos foliculares agrandados en la pared posterior.

Causas de acumulación en la pared de la garganta



Una causa muy frecuente de faringitis aguda es una infección viral o bacteriana, pero también existen posibles efectos mecánicos o la influencia de factores desfavorables, que incluyen:

  • faringitis aguda no curada,

  • enfermedad cardíaca, estómago, riñón,

  • trastornos metabólicos.


  • Además, la faringitis puede ser causada por el uso de gotas nasales, una corriente que no debe ser abusada.

    El tratamiento de la formación maligna



    El tratamiento de la acumulación en la pared de la garganta no tiene sentido sin eliminar sus causas. Y no debemos olvidarnos de la inmunidad debilitada.

    En primer lugar, debe enjuagarse la garganta con una decocción de hierbas medicinales que pueden tener un efecto antiinflamatorio. Estos incluyen salvia, manzanilla, caléndula, eucalipto, pero en las farmacias se realizan y tarifas, especialmente diseñados para el enjuague. No se olvide de usar los medicamentos recetados por su médico.

    La faringitis bacteriana aguda se trata con antibióticos, principalmente de la serie de penicilina, mientras que todo el recorrido debe completarse con mucho cuidado y por completo. En este caso, debe tomar fondos para restaurar la microflora y las vitaminas.

    La faringitis viral se trata sintomáticamente, y de nuevo, use decocciones de hierbas. Enjuague la garganta y las soluciones tibias, antisépticos, por ejemplo, furatsilinom y iodinol, cada media hora, una hora. Los inmunomoduladores deberían nombrarle un médico.