Remedio efectivo para tapones para los oídos

La incomodidad que conlleva la apariencia de un tapón auditivo a veces hace que las personas usen métodos inadecuados, si no peligrosos, para quitarlo. Sin embargo, es mejor no utilizar materiales improvisados ​​en forma de fósforos, cosidos o un bastoncillo de algodón. Esto puede conducir a problemas adicionales y complicaciones peligrosas.

No intente penetrar profundamente en el meato auditivo, solo se compactará y empujará el cerumen profundamente en el interior, causando irritación adicional de las glándulas de azufre. Esto conduce a un desequilibrio producido por las glándulas de azufre, y debe ser una cierta cantidad. Con una mayor producción, se produce congestión y, en caso de deficiencia, picazón y sequedad en el conducto auditivo.

Cuando se forma el tapón de azufre, se bloquea el canal auditivo, se escucha la resonancia de la propia voz y, además, hay un ruido en el oído.

Si el corcho alcanza un tamaño grande, cuando el oído recibe incluso una pequeña cantidad de agua, la audición se deteriora considerablemente. Al presionar la membrana timpánica, el corcho produce un reflejo de dolor de cabeza, tos, mareos y náuseas. El proceso inflamatorio, que lleva a un dolor de oídos perceptible, también es posible.

Un método común para eliminar los tapones de azufre es el lavado, pero este procedimiento solo puede confiarse a un especialista en otorrinolaringología.

Preparación Remo-vax de los tapones para los oídos



Recientemente, ha aparecido un moderno remedio higiénico REMO-WAX, que está destinado para el cuidado de la cavidad del oído y es un remedio eficaz contra los tapones para los oídos. Con este medicamento, no solo puede quitar el tapón de azufre en su casa, sino también evitar que vuelva a ocurrir.

En el medio de REMO-WAX hay componentes especiales que suavizan el tapón de azufre y conducen a su destrucción. El fármaco contribuye a la separación de las células muertas, afecta beneficiosamente a la piel del canal auditivo externo, estrecha los poros e inhibe el crecimiento de bacterias. Para quitar el tapón de azufre, gotee en el oído hasta veinte gotas del agente, caliente a la temperatura corporal, cierre la oreja con un trozo de algodón y déjelo durante la noche. Este procedimiento debe llevarse a cabo dentro de los cuatro días.

Con la ayuda de este remedio contra el tapón auditivo, también se llevan a cabo acciones preventivas, por las cuales una vez a la semana, tres o cinco gotas gotean en cada oreja.

El medicamento no tiene componentes agresivos y antibióticos en su composición, por lo que se puede utilizar en personas que tienen problemas con alergias y enfermedades de la piel. Puede ser usado en infantes.

Sin embargo, los tapones para los oídos se eliminaron previamente por el método de su ablandamiento. Para esto, varias veces al día, hasta cinco gotas de peróxido de hidrógeno al 3% fueron instiladas en el oído. A veces se usa aceite mineral o velas especiales para los oídos. El procedimiento se realizó durante cuatro días, luego el azufre ablandado se lavó con agua tibia de la jeringa.