Deterioro de la audición después de la otitis media: causas, consecuencias

La otitis media aguda y crónica del oído medio es una causa común de pérdida auditiva conductiva que ocurre con la enfermedad de los órganos y tejidos que conducen el sonido, que incluyen el oído externo y medio, la membrana timpánica y los huesecillos auditivos del oído medio.

Para otitis caracteriza por la aparición de líquido (exudado) en el oído medio y en el estado normal como debe ser, la presencia de exudados inflamatorios y significativamente complica la percepción de los sonidos en la cavidad del oído medio, lo que resulta en el oído reducida.

Especialmente a menudo la inflamación del oído medio se desarrolla en los niños. Tienen una trompeta de Eustaquio (auditiva) que conecta el oído medio y la nasofaringe bastante delgada, y a través de la nasofaringe con un resfriado la infección puede llegar fácilmente al oído medio, causando inflamación.

Con la otitis crónica, la pérdida de audición puede ocurrir gradualmente, durante meses, y con otitis purulenta aguda, repentinamente, literalmente en unos días o incluso horas. En este caso, uno y ambos oídos pueden sufrir.

Efectos de la otitis media y la deficiencia auditiva



La pérdida de audición es una complicación frecuente de la otitis media. En muchos casos, el exudado permanece en el oído durante varias semanas después de la desaparición de los principales síntomas de la enfermedad: dolor y fiebre. Después de la otitis, la pérdida de la audición en la mayoría de los casos es temporal, pero puede durar mucho tiempo. En la infancia, el principal peligro radica en la dificultad de comunicarse con el niño y aprender sus habilidades del habla.

Por lo tanto, con la enfermedad del oído medio en adultos, y especialmente en niños, es necesario llevar a cabo un tratamiento intensivo bajo la supervisión de un otorrinolaringólogo, que puede recetar medicamentos antibacterianos y antimicrobianos, medicamentos antiinflamatorios. El niño que ha transferido una otitis promedio, después de 4 a 6 semanas después de su recuperación debe mostrar al médico. Si durante el examen el médico revela la presencia de líquido, puede recomendar su extracción con la ayuda de la miringotomía o la timpanostomía.

Enfermedades del oído que causan problemas de audición



La miringotomía es una pequeña incisión en la membrana timpánica para extraer líquidos, a menudo con un tubo de drenaje. La operación se realiza para evitar complicaciones intracraneales para los niños, pero a veces se utiliza en adultos. La perforación en la membrana timpánica después de 5-7 días sana.

La timpanostomía es la derivación del tímpano con la formación de una abertura de funcionamiento prolongado con un tubo que actúa como un tubo auditivo temporal. Con infecciones recurrentes persistentes que no responden al tratamiento con antibióticos y causan pérdida de audición, esto puede ser una forma de salir de la situación. La necesidad de llevarlo a cabo se considera en cada caso específico.

A veces la otitis media ocurre con la formación de adherencias y el desarrollo de otosclerosis, lentamente progresiva, pero es muy difícil a la terapia conservadora. En esta situación, el tratamiento quirúrgico está indicado.