Frontitis crónica

Frontitis crónica (Frontitis crónica)

La inflamación crónica del seno frontal surge de la interrupción persistente de la frente frontal-nasal, que es causada por diversos obstáculos patológicos en el área del conducto nasal medio. Durante el período de remisión, el paciente no puede presentar quejas, pero con mayor frecuencia le preocupan los dolores de cabeza persistentes y la descarga con un olor desagradable proveniente de la mitad correspondiente de la nariz.

Durante el tratamiento de la frontalitis crónica, antes que nada, es necesario crear todas las condiciones para el funcionamiento de la anastomosis natural. Con este fin, si es necesario, resección submucosa del tabique nasal, resección de la parte hipertrófica de la capa nasal media, extracción de pólipos, etc.

En ausencia del efecto del tratamiento y si existe una sospecha de complicaciones intracraneales o intraoculares, se realiza una cirugía radical en el seno frontal, a menudo a través de un abordaje externo. La operación se realiza bajo anestesia general y bajo anestesia local. Haga una incisión arqueada de la piel hasta el hueso desde la mitad de la ceja hasta la raíz de la nariz. El tejido blando se divide por el disector dentro del corte. Luego, usando un cincel cortado y un martillo, abra el seno frontal desde el lado de la pared orbital. Las pinzas forman una abertura a través de la cual se inspeccionan y eliminan los contenidos patológicos. Complete la operación aplicando una amplia anastomosis artificial con la cavidad nasal en la región del proceso frontal del hueso maxilar, dentro de la cual se inserta un tubo de polietileno. La herida se cose capa por capa. El tubo permanece en el canal durante 3-4 semanas para formar una anastomosis estable y prevenir la recurrencia de la enfermedad.