Enfermedades de la glándula tiroides en mujeres

Los síntomas de los trastornos de la tiroides pueden ser bastante inesperados. Una niña delgada, alegre y vivaz como estas características puede necesitar un aumento de la función tiroidea, y este hipertiroidismo, la enfermedad de este órgano y el vigor aparente es causado por un contenido elevado de hormonas tiroideas en la sangre.

Una mujer con problemas de tiroides ni siquiera puede estar al tanto de ellos, y debe buscar las causas de su dolencia por parte de otros médicos, aunque necesita un endocrinólogo que sea un experto en estos asuntos.

Para el correcto desarrollo y crecimiento del cuerpo, se necesitan las hormonas T3 y T4 que son producidas por la glándula tiroides.

Y la actividad de la glándula tiroides es ejercida por hormonas producidas por otros dos órganos. La glándula pituitaria produce la hormona TSH y el hipotálamo - hormona TRH. La falta de equilibrio en la producción de estas hormonas a menudo es la causa de la enfermedad tiroidea.

Síntomas de la enfermedad tiroidea



Con un aumento en el nivel de hormonas los síntomas de la glándula tiroides (hipertiroidismo) son la aceleración del metabolismo, que puede observarse por:

  • pérdida repentina de peso,

  • sudando,

  • latidos rápidos,

  • debilidad,

  • temblor de manos,

  • Llorosa e irritabilidad.


  • Deficiencia de hormonas (hipotiroidismo) causa una desaceleración del metabolismo inverso, y esto también se puede ver a partir de la debilidad general y la fatiga, pero además del número de síntomas se incluyen:

  • piel seca,

  • crecimiento de masa,

  • edema de todo el cuerpo,

  • un raro latido del corazón,

  • el crecimiento de la presión arterial,

  • pérdida de cabello


  • Hipotiroidismo - enfermedad tiroidea



    Pero los signos de hipotiroidismo generalmente están mal expresados, y la enfermedad en sí misma se desarrolla lentamente. En las mujeres, él es menos común. El yodo es el principal componente de las hormonas tiroideas, y en nuestra región existe una deficiencia natural de yodo, que causa personas con enfermedades asociadas con la deficiencia de yodo.

    El hipotiroidismo a menudo es la causa de la infertilidad femenina y los peligros de las patologías del sistema nervioso del feto, y todos los trastornos en la actividad de la glándula tiroides deben identificarse durante la planificación del embarazo y, de ser posible, deben corregirse.

    Enfermedades de la glándula tiroides en mujeres puede sufrir un cambio en el tamaño del borde, la densidad y posiblemente la aparición de ganglios que son tumores. La glándula puede crecer en tamaño debido a la presencia de un nodo o nodos. Entonces es un bocio nodal o multinodal, pero cuando su crecimiento se debe a la proliferación del tejido glandular, es un bocio difuso. También hay un bocio mixto que se ha producido bajo la influencia de ambos factores. Algunas veces, el agrandamiento de la glándula tiroides puede iniciarse por condiciones especiales del cuerpo, por ejemplo, la pubertad y el embarazo.

    Al crecer hasta ciertos tamaños, la glándula tiroides desplaza y aprieta los nervios vecinos, el esófago, la tráquea y los vasos del cuello. Este es un síndrome de compresión, en el que se siente presión en el cuello, la presencia de un cuerpo extraño en el cuello, dificultad para respirar, que aumenta con una gota de la cabeza, incomodidad al tragar los alimentos y también ronquera de la voz.

    La glándula tiroides a veces se conoce como el punto débil de la mujer, ya que el sexo bello sufre más a menudo de este conjunto de dolencias. Los cambios en el carácter, algo de histeria e irritabilidad generalmente se asocian con problemas psicológicos, pero bien pueden ser signos de enfermedad tiroidea. Y la actividad excesiva de este órgano, como el hipertiroidismo o la tirotoxicosis, puede arruinar una carrera y las relaciones con sus seres queridos, y en este caso un psicólogo no debería salvar a una mujer, sino a un endocrinólogo.