Tratamiento del hipertiroidismo en el embarazo

Durante el embarazo, se debe tratar con especial inquietud el trabajo de la glándula tiroides, ya que cualquier violación de su función es peligrosa tanto para la madre como para el feto.

Aumento de las funciones de la glándula tiroides puede estar dentro o ser una variante de la norma, luego todo va por sí mismo y las desviaciones no se observan por mucho tiempo.

Sin embargo, la función aumentada de la glándula tiroides también puede ser un signo de hipertiroidismo, que es una patología endocrina grave.

Hipertiroidismo en el embarazo



Con hipertiroidismo, la producción de hormonas en la sangre aumenta drásticamente. Sin embargo, en el embarazo, el hipertiroidismo es transitorio, y esto, hasta la decimosexta semana de embarazo, una variante fisiológica característica, se explica por la necesidad de cubrir las necesidades de la madre y el niño en las hormonas.

Esta condición se caracteriza por un estado de ánimo variable, un cierto aumento de la temperatura, una tolerancia débil al calor, y para algunas mujeres embarazadas y no está asociado con la toxicosis, la pérdida de peso. Esto a menudo se encuentra al principio del embarazo. Si se presentan tales síntomas, se realizan algunas pruebas de laboratorio para determinar la cantidad de hormonas en la sangre, ya que pueden ser signos del desarrollo de una patología peligrosa, en particular bocio tirotóxico difuso.

Si se determina que este es un estado de hipertiroidismo entrante, entonces aunque no se requiere tratamiento, se prescribirá la observación permanente, ya que también son posibles la aparición y los síntomas de patologías tiroideas más amenazantes que amenazan al feto. Debe cumplir estrictamente con todas las prescripciones del médico.

La condición más peligrosa en el embarazo se considera hipertiroidismo en el fondo de bocio progresivo difuso, que, a su vez, surge como consecuencia de alergias a sus propios tejidos - procesos autoinmunes. Esta patología peligrosa requiere la detección más rápida y el tratamiento adecuado.

Síntomas de



Los síntomas del bocio tóxico incluyen debilidad, irritabilidad excesiva y la conflictividad de una mujer que sufre de ansiedad irrazonable, que se acompañan de alteraciones del sueño y temblores en las manos. El pulso aumenta a cien y más latidos por minuto, se fija en anormalidades en el trabajo del corazón, aumenta la presión sanguínea, mientras que hay una gran brecha entre la presión superior e inferior. El apetito aumenta apreciablemente, en la parte superior del abdomen hay dolores y hay un desorden de las heces. Aquí debe supervisar de cerca los ojos, pueden notar un brillo y ensanchamiento de las hendiduras.

Si se observan tales síntomas, es necesario que se los inspeccione para verificar el nivel plasmático de hormonas en la sangre y la tiroides, y su órgano de control, la glándula pituitaria. La investigación obligatoria es el procedimiento de ultrasonido del tejido de la glándula tiroides, a veces se designa y perfora la biopsia, seleccionando a través de la punción una herramienta especial de los contenidos de la glándula tiroides.

Tratamiento



El régimen de tratamiento farmacológico se desarrolla después de aclarar el diagnóstico. Prescriba medicamentos que supriman las funciones de la glándula tiroides. Al definir las tácticas de tratamiento, el médico debe seleccionar cuidadosamente los medicamentos, ya que no es posible influir en la glándula tiroides del bebé durante el tratamiento. Se aplican las dosis mínimas posibles de la droga, penetrando mínimamente la placenta, y si surge la más mínima posibilidad, se cancelan.

A veces, incluso se requiere intervención quirúrgica, en la que se elimina parte del tejido tiroideo. La intervención quirúrgica se realiza durante el segundo trimestre del embarazo.

En ausencia de tratamiento, el exceso de hormonas tiene un efecto tóxico permanente en el cuerpo de la madre y el feto, por lo que muy pronto puede sentir signos de diversas complicaciones. Entre ellos, la toxicosis en la segunda mitad del embarazo y el nacimiento prematuro. El feto puede desarrollar varias malformaciones del desarrollo, al nacer, bajo peso corporal y signos de hipertiroidismo en el recién nacido son fijos. Pero, si el bocio tóxico difuso se detecta a tiempo y se realiza un tratamiento adecuado, es muy posible dar a luz a un bebé sano a tiempo y sin desviaciones.