Bocio nodular de la glándula tiroides y métodos de su tratamiento

Bocio nodular - un signo clínico colectivo que reúne una variedad de formaciones y cambios en la glándula tiroides, que difieren en sus características del resto del tejido. Nodo en la glándula tiroides Es una neoplasia de cualquier tamaño, que tiene una cápsula y que puede determinarse por palpación, o simplemente visualmente. Hay nudos individuales y un bocio multinodal, todas estas formaciones pueden ser benignas y malignas.

Los nódulos son densos, y si su tamaño es grande, pueden interferir con la deglución, la compresión de la ropa, la soldadura de los tejidos circundantes y posiblemente la compresión de los órganos adyacentes. Con mayor frecuencia, la función tiroidea no se altera, pero existen desviaciones en forma de hipo o hipertiroidismo, si hay sensaciones dolorosas, generalmente es causada por el rápido crecimiento del nódulo, la inflamación o la hemorragia.

Los ganglios únicos son más a menudo malignos que el bocio nodular múltiple.

Las causas del bocio nodular



Las manifestaciones del bocio nodular dependen principalmente del nivel del fondo hormonal de la glándula tiroides, que está determinado por la enfermedad subyacente.

Existen formas de bocio coloidal nodular, tumores malignos de la glándula tiroides y adenomas foliculares.

La versión exacta de la formación del bocio nodular aún no existe, pero muchos médicos coinciden en que los factores genéticos y la deficiencia de yodo juegan un papel importante en su desarrollo. Sin embargo, como en muchos otros fenómenos, es probable que haya varios factores a la vez aquí. Algunas veces esta es una reacción autoinmune, en otros casos, el efecto principal se debe a la falta de yodo.

La glándula tiroides puede sufrir un aumento de la carga funcional debido a la insuficiencia de energía, adquirida o que tiene un origen ancestral, enfermedades de los órganos internos, la influencia negativa del medio ambiente.

Síntomas del bocio nodular de la glándula tiroides



A menudo, tales formaciones en la glándula tiroides son bastante pequeñas, y una persona no puede prestarles atención, pero con un tamaño significativo del nódulo, ya es un signo claro de algún proceso. Otro síntomas del bocio nodular puede haber tales manifestaciones como:

  • sensación de llenura de la garganta o dolor en ella,

  • dificultades emergentes en la deglución o la respiración,

  • frecuencia cardíaca frecuente,

  • reducción de peso,

  • aumento de la sudoración,

  • nerviosismo,

  • fatiga,

  • depresión


  • Además de la palpación, para un diagnóstico más preciso de bocio, se prescribe un ultrasonido. Con la formación de nódulos, que mide más de un centímetro, se realiza una biopsia por aspiración con aguja fina.

    Para evaluar la funcionalidad de la glándula tiroides, se determina para determinar el nivel de TSH (hormona tropical del lóbulo anterior de la glándula pituitaria).

    Dichas formaciones nodales que no alteran la glándula tiroides y tienen pequeñas dimensiones no tienen ninguna patología para el organismo. No se envenene con medicamentos ni vaya bajo el cuchillo en tales casos. En tamaños grandes, pueden ser un riesgo cosmético y causar cierta incomodidad cuando los órganos vecinos se ven afectados.

    Tratamiento y prevención



    En este caso, el tratamiento del bocio nodular consiste en reducir la carga funcional en la glándula tiroides.

    En este caso, debe tenerse en cuenta que la eliminación de dicha técnica quirúrgica no resuelve el problema de la carga funcional tiroidea, es decir, la formación de ganglios puede continuar, y en el futuro nuevamente tendrá que someterse a los cirujanos. Deberías tratar de corregir la situación por métodos terapéuticos.