Glándula tiroides en mujeres

Entre las enfermedades endocrinas, el lugar principal está ocupado por enfermedades de la glándula tiroides, cuya frecuencia continúa creciendo constantemente. Y es especialmente común entre las mujeres después de 40 años.

¿Qué puede el paciente sufrir de una glándula tiroides en la salud de la mujer? Primero que nada, infertilidad. Además, hay otras enfermedades. Los problemas de tiroides se reflejan en todos los procesos del cuerpo femenino: en el sistema nervioso, en el trabajo del corazón, el cerebro y la visión. Especialmente el sistema nervioso sufre - un estado depresivo debido a la enfermedad se convierte en un fondo constante de la vida.

¿Por qué necesitamos la glándula tiroides

?

Glándula tiroides - un pequeño órgano endocrino ubicado en la parte frontal del cuello y se asemeja a una mariposa con las alas abiertas. El hierro produce hormonas que regulan los procesos biológicos dentro de nuestro cuerpo. Hormonas que contienen yodo: tiroxina T4 y triyodotironina T3. Normalmente, la glándula tiroides debe contener 15 μg /g de triyodotironina y 200 μg /g de tiroxina. Las hormonas afectan el metabolismo de las grasas, los carbohidratos y las proteínas, es decir, durante todo el metabolismo. Además, las hormonas regulan el trabajo del sistema cardiovascular y el tracto gastrointestinal, así como el estado mental y la actividad sexual. Hay un tipo diferente de células en la glándula que produce otra hormona, la calcitonina, en la sangre. Esta hormona está involucrada en el proceso de regulación del nivel de calcio.

Cuál es la patología de la glándula tiroides



Si hay una desviación en la glándula tiroides, aparecen trastornos de secreción hormonal: las hormonas comienzan a producirse de manera insuficiente o excesiva. Aumenta el volumen de la glándula. En este caso, el aumento puede ser parcial o total y se acompaña de una secreción disminuida, aumentada o normal de hormonas. El tamaño de la glándula tiroides no siempre se puede determinar por tacto o visualmente. Por lo tanto, uno de los métodos más precisos para determinar los cambios estructurales en la glándula tiroides hoy es un estudio de ultrasonido. Para determinar con precisión el funcionamiento de la glándula tiroides, se lleva a cabo una investigación: se realiza un análisis de sangre de las hormonas de la glándula tiroides.

Causas de la enfermedad



La razón más común es el área de residencia que carece de suficiente yodo. Los trastornos por deficiencia de yodo son muy comunes hoy en día: casi todas las regiones de nuestro país experimentan una deficiencia natural de yodo. Este defecto se ve exacerbado por sustancias que provocan y ponderan los trastornos existentes en la glándula tiroides: carbón, aceite y algunos compuestos vegetales.

Además, la actividad tecnogénica del hombre aumentó la proporción de sustancias y compuestos que afectan negativamente el funcionamiento de la glándula. Estamos hablando de las emisiones de las empresas de transporte de motor y de ingeniería de calor y energía. El estado de deterioro de la ecología es un factor importante que influye en el aumento de la tasa de incidencia entre las mujeres.

Su contribución se realiza mediante una nutrición inadecuada con una gran cantidad de alimentos grasos, picantes y fritos con conservantes, colorantes, etc., además de fumar y beber alcohol.

Síntomas de enfermedad tiroidea en mujeres



Se debe tener cuidado en los casos que se describen a continuación:

  • La irritabilidad, el llanto y el nerviosismo más fuertes.

  • Un temblor (temblor) en los dedos, las manos, en todo el cuerpo.

  • Reducción de peso

  • Aumento de la sudoración

  • Exageración de los ojos (enfermedad de Baseod), sensación de arena en ellos, visión doble.

  • Dolores de cabeza, dolores en los músculos.

  • Caída del cabello, fragilidad.

  • Sequedad de la piel

  • Aumento de palpitaciones.

  • Osteoporosis u osteopenia.

  • Infertilidad y trastorno del ciclo menstrual.

  • Olvido, inhibición.

  • Depresión, depresión.


  • ¿Qué debería hacer?



    Todos los trastornos en la glándula tiroides se pueden determinar con la ayuda de un análisis de sangre para detectar hormonas y ultrasonido. Lo principal es no comenzar un proceso de enfermedad que puede convertirse en problemas muy graves.