Glándula tiroides Signos de enfermedad tiroidea

Las enfermedades tiroideas son muy conocidas, y cada una de ellas se caracteriza por sus síntomas.

Condicionalmente, estas enfermedades se dividen en tres grupos, guiadas por las peculiaridades de la actividad funcional de este órgano.

Grupos de patología de la glándula tiroides:

  • El primero incluye patologías, en las que hay una mayor síntesis de hormonas tiroideas, que es típica para la tirotoxicosis.

  • En el segundo grupo son enfermedades caracterizadas por la disminución de la síntesis de la hormona tiroidea (T3 T4) y también una disminución en el nivel de sus concentraciones en la sangre, esta característica estado de hipotiroidismo.

  • Además, hay enfermedad de la tiroides para el que no hay ningún cambio de la actividad funcional, pero hay estructura de cambio del cuerpo morfológicos, tales como la aparición de hiperplasia nodo bocio, y otros.


  • Los principales signos de enfermedad tiroidea son



    Signos de hipotiroidismo

    El hipotiroidismo, caracterizado por niveles disminuidos de las hormonas tiroideas durante mucho tiempo no se detecta debido a que los síntomas se desarrollan muy lentamente, causando quejas de los pacientes. A menudo los síntomas del hipotiroidismo son inespecíficos, y la enfermedad se oculta detrás de las máscaras de otras enfermedades, lo que lleva a un mal diagnóstico y, en consecuencia, a un tratamiento inadecuado.

    La deficiencia crónica de hormonas tiroideas ralentiza todos los procesos metabólicos en el cuerpo humano. Esto conduce a una disminución en la formación de energía. Por lo tanto, los signos clínicos de la enfermedad tiroidea son:

  • debilidad y fatiga,

  • disminución en la capacidad de trabajo,

  • escalofrío,

  • deterioro de la memoria,

  • aumento rápido de peso e hinchazón,

  • piel seca,

  • cabello quebradizo y sin brillo.


  • En las mujeres, el hipotiroidismo puede manifestarse en irregularidades menstruales y causar una menopausia temprana. Un compañero frecuente de hipotiroidismo es la depresión, que es el síntoma que hace que el paciente consulte a un médico.

    Síntomas de la tirotoxicosis

    Tirotoxicosis, o hiperfunción, hay un fuerte aumento en el nivel de las hormonas tiroideas en la sangre, y todos los procesos metabólicos en el cuerpo se acelera. Por lo tanto, los signos clásicos de tirotoxicosis también son bastante característicos:

  • mal genio e irritabilidad,

  • una disminución en el peso corporal, mientras se observa un aumento en el apetito,

  • palpitaciones del corazón en las cuales pueden ocurrir alteraciones del ritmo,

  • trastornos del sueño,

  • sudoración continua,

  • y fiebre


  • En los ancianos, estos síntomas pueden ser menos pronunciados y pueden estar asociados con pacientes con cambios relacionados con la edad. Los sofocos pueden asociarse con la menopausia en las mujeres.

    Una señal muy común de la enfermedad de la tiroides es la formación de bocio, en el que el órgano aumenta notablemente. En un estado normal, la glándula tiroides aumenta ligeramente durante la adolescencia, y durante el embarazo, y después del inicio de la menopausia. El órgano puede crecer total o parcialmente y aquí distinguir el bocio difuso y nodular.

    Influencia de los genes en las enfermedades de la glándula tiroides



    En el desarrollo de enfermedades tiroideas, los factores genéticos que determinan la predisposición a cualquier enfermedad son muy importantes. Sin embargo, las patologías de la tiroides impacto innegable estresante de estímulos externos, que pueden incluir sobrecarga psicológico y emocional, la mala alimentación que causa una deficiencia de vitaminas y minerales, la deficiencia especialmente yodo, la radiación y el ambiente ecológico adverso, infecciones, enfermedades crónicas, así como el uso de los fármacos.

    Para seleccionar el tratamiento adecuado, se realizan exámenes médicos adicionales para determinar signos adicionales que confirmen la naturaleza de la enfermedad. La palpación de la glándula tiroides se realiza para aclarar su tamaño y formaciones nodales. El método más informativo para determinar las hormonas tiroideas en la sangre es un ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas, hecho usando kits de prueba. El estado funcional de la glándula tiroides está determinado por la absorción de isótopos, con la ayuda de ultrasonido, termografía, tomografía computarizada y gammagrafía.